Guia de Posgrados


Qué deber saber para elegir una escuela de negocios


Qué deber saber para elegir una escuela de negocios

Qué deber saber para elegir una escuela de negocios

Cada vez hay más gente convencida de que la formación universitaria no debe finalizar el día de la graduación. Algunos optan por cursar un máster inmediatamente, otros prefieren iniciar su vida laboral… pero tarde o temprano todos se verán en situaciones en las que es preciso reciclarse o adquirir competencias nuevas.

Es entonces cuando surgen las dos preguntas clave: ¿qué estudiar y dónde? La oferta de formación de postgrado es tan amplia que llega a resultar confusa. Universidades y escuelas de negocios se disputan a los alumnos. ¿Te has preguntado qué tipo de centro es más adecuado para ti?

Elige una universidad si:

  • Acabas de obtener tu título de grado o licenciatura y aún no cuentas con demasiada experiencia
  • Necesitas completar tu formación académica
  • Aspiras a ejercer como especialista en un área, más que a gestionar o coordinar equipos
  • Deseas adquirir, por encima de todo, conocimientos técnicos o especializados

Elige una escuela de negocios si:

  • Eres un profesional en activo y con experiencia
  • Ocupas un puesto directivo o aspiras a ocuparlo
  • Te planteas emprender tu propia aventura empresarial
  • No necesitas formación académica, sino formación práctica actualizada según las últimas necesidades del mercado
  • Deseas adquirir habilidades personales, además de conocimientos técnicos
  • Te interesa aprender de otros profesionales en activo, no de especialistas en docencia
  • Quieres conocer a otros profesionales bien situados y entablar contactos estratégicos

Muy bien, supongamos que tienes vocación directiva, te gusta liderar proyectos y coordinar equipos y te sientes a gusto en el mundo empresarial. Probablemente una escuela de negocios es tu mejor opción. No obstante, aunque hemos eliminado unas cuantas posibilidades, el cacao sigue siendo considerable. Son multitud las escuelas de negocios que competirán por llamar tu atención. Las hay presenciales y online, generalistas y especializadas en marketing, prohibitivas y asequibles, célebres y no tan conocidas. He aquí algunos consejos para que no te equivoques al elegir:

Pide acreditaciones

A menudo independientes del sistema educativo, las escuelas de negocios gozan de mayor liberad que las universidades a la hora de plantear sus programas docentes. Sin duda se trata de una ventaja, pero la otra cara de la moneda es que la calidad de la enseñanza puede variar mucho de un centro a otro. Las acreditaciones no son obligatorias, pero garantizan que la escuela cumple unos determinados estándares de calidad. Las tres acreditaciones más prestigiosas, apodadas “las Tres Coronas”, son:

  • EQUIS (European Quality Improvement System), concedida por la EFMD (European Foundation for Management Development) Es la más reconocida en Europa.
  • AMBA (Assotiation of MBAs) Muy extendida en el Reino Unido. Atención, porque esta asociación acredita únicamente programas, no escuelas. Por tanto, un mismo centro puede ofertar programas acreditados y no acreditados.
  • AACSB (Association to Advance Collegiate Schools of Business) Esta acreditación es la que goza de mayor prestigio en América.

También es un buen indicio que la escuela pertenezca a alguna asociación, como por ejemplo la AEEN.

Por muy interesante que parezca el título de un curso o un postgrado, nunca hay que matricularse sin conocer a fondo el programa completo. Si las materias que se van a abordar no están claras, la descripción resulta demasiado genérica o es imposible averiguar los nombres de los profesores, probablemente el curso aún no esté bien preparado o sea excesivamente superficial.

No te obsesiones con los rankings

Rankings como el de Financial Times, Forbes o El Mundo son una herramienta más para valorar las escuelas de negocios, pero no deben condicionar tu elección al 100%. Hay que tener en cuenta que no se elaboran con criterios uniformes y no recogen determinados valores, como la personalización del trato o la relación calidad-precio.

Apuesta por las exigentes

Prepararse un examen o asistir a una entrevista personal sólo para conseguir una plaza en un máster puede dar pereza a más de uno. Sin embargo, no hay mejor manera de garantizar que el nivel de enseñanza será alto y que todos tus compañeros estarán a la altura. Las mejores escuelas de negocios exigen titulación universitaria (salvo en casos excepcionales), idiomas y un currículum adecuado. No es raro que concierten una entrevista con cada alumno antes de formalizar su inscripción. Algunas examinan a los candidatos o les piden superar pruebas estándar como el GMAT (Graduate Management Admission Test) o el ADEN (Test de Admisión para Escuelas de Negocios).

Pregunta a ex alumnos

Una buena escuela de negocios debe contar con un órgano de alumni activo. Ten en cuenta que, además de obtener formación, te interesa hacer networking. Una buena pista te la pueden dar los grupos de alumnos en LinkedIn, Xing o incluso Facebook. ¿Cuántos miembros tienen? ¿Son participativos? Contactar personalmente con alguno de los ex alumnos y preguntar por los puntos fuertes y débiles del centro también es interesante. Eso sí, procura que tu interlocutor no sea el presidente de la asociación de antiguos alumnos… te arriesgas a que no responda con objetividad o a que sus opiniones no se correspondan con la media.

Averigua qué más hacen

Las escuelas de negocios de mayor prestigio no limitan su actividad a impartir postgrados y cursos. Además investigan, publican informes, invitan a expertos, organizan congresos y conferencias, etc… Una escuela de negocios con una intensa actividad es signo de buen nivel intelectual. Si te vinculas a ella, podrás seguir actualizando conocimientos y mantendrás el contacto con personas de tu misma categoría profesional.

Fuente: Cómo elegir escuela de negocios

www.guiadeposgrados.com

Leave a Reply

PUBLICIDAD

Acceder - BlogNews Theme by Gabfire themes