Guia de Posgrados


Las escuelas de negocio europeas están en auge


Las escuelas de negocio europeas están en auge

Las escuelas de negocio europeas están en auge

La demanda para realizar un MBA en Europa está en auge. Ahora los estudiantes de todo el mundo miran más que nunca al Viejo Continente para perfeccionar sus habilidades de negocios y sumar prestigio a sus currículos con un título en un programa europeo. BusinessWeek ofrece las claves de este valor en alza.

Scott Addison siempre tuvo claro que quería ir al extranjero para realizar su MBA. Con 32 años y tras una década de trabajo como relaciones públicas financieras en Nueva York, buscaba añadir un valor añadido a su currículum que las escuelas de EE.UU. no le podían proporcionar.

Actualmente, lleva más de medio año cursando el MBA de la Cass Business School en Londres y antes de graduarse, va a viajar a Polonia, Sudáfrica y China para trabajar con empresas locales. Una oportunidad que no habría sido posible si se hubiera quedado en los EE.UU.

“Analicé todas las opciones de regreso a casa y ninguna me pareció la adecuada. La experiencia internacional es uno de los grandes atractivos para mí, pues me proporciona una experiencia MBA diferente”, señala este alumno estadounidense respecto a su experiencia. Pero la historia de Addison no es una excepción. En los últimos años, un número cada vez mayor de estudiantes extranjeros ha acudido a los mejores programas MBA de Europa, que imparten instituciones como London Business School en Reino Unido, INSEAD y HEC en Francia, IMD en Suiza o el trío de escuelas españolas IE, IESE y ESADE.

Las perspectivas globales que ofrecen estos programas, junto a sus fuertes vínculos con empresas multinacionales como la consultora Accenture y el gigante bancario Barclays han ayudado a sus graduados a encontrar puestos de trabajo incluso durante la peor crisis económica desde la II Guerra Mundial.

“No estamos concentrados en una industria específica, por lo que nuestro reclutamiento de alumnos no ha sufrido como en otras escuelas”, dice Peter Lafferty, director de negocios internacionales en Vlerick Leuven Gent Management School, en Bélgica, que añade que el 80% de los graduados internacionales de su programa encontraron empleo en Europa occidental.

Nuevos sectores que despiertan interés

Eso no quiere decir que sea fácil para los titulados encontrar trabajo durante este periodo de recesión. La desaceleración ha golpeado con especial dureza en los servicios financieros y de consultoría, obligando a algunos estudiantes a considerar otras posiciones en la industria, los gobiernos o sectores sin fines de lucro. Y aunque los reclutadores corporativos están empezando a volver al campus, el mercado de trabajo no ha regresado a sus mejores días, cuando los estudiantes de MBA eran avasallados con múltiples ofertas y jugosos bonos.

“El mercado está mucho mejor que hace un año, pero está muy lejos de la bonanza”, recuerda Derek Walker, director de carreras en la Said Business School de la Universidad de Oxford. “En lugar de tomarle un par de meses [encontrar trabajo], quizá le suponga tres o cuatro meses”, añade.

Por otra parte, para ayudar a los estudiantes a encontrar empleo, las oficinas de carrera de las principales escuelas se inclinan más fuertemente que nunca por sus redes de antiguos alumnos.

También ahora los estudiantes se interesan por sectores que no se tenían en consideración antes, como se encarga de recordar Sandra Schwarzer, directora de carreras de la francesa INSEAD, que apunta a sectores como salud y productos farmacéuticos, que han sorteado mejor la crisis y han ganado un creciente interés entre los estudiantes en los últimos años. Energías renovables o a instituciones sociales sin ánimo de lucro también concentran cada vez más miradas.

Quedarse fuera del mercado de trabajo

Incluso los despidos generalizados en las finanzas y la industria ha conducido a muchos jóvenes desempleados a sobrellevar la recesión con una vuelta a la escuela. De modo que una escuela como Esade recibió un 64% más de solicitudes este año que las recibidas en 2009. Y para satisfacer esa demanda, Esade y otras muchas escuelas han ampliado sus programas. La escuela de Barcelona ha aumentado el tamaño de sus clases y además ofrece a los estudiantes la oportunidad de terminar el curso en 12, 15 ó 18 meses.

No obstante, para hacer frente a la lluvia de solicitudes, también muchas escuelas han endurecido sus requisitos de ingreso, exigiendo notas del GMAT más altas y más años de experiencia laboral previa. Ello complica la entrada al programa y eleva el nivel de sus candidatos. Y también conduce a muchos candidatos a estudiar un MBA a hacerlo en escuelas de menos renombre que se han labrado nichos en nuevos ámbitos como la innovación, el espíritu empresarial social o la gestión de lujo.

Al final, el mayor atractivo para los candidatos a estudiar un MBA en una escuela europea es, precisamente, el hecho de estudiar en Europa. La competencia para entrar es feroz, se encuentran en ocasiones restricciones a la hora de conseguir un visado y el mercado de trabajo es duro y resulta difícil para los no europeos permanecer después de graduarse, pero al menos durante la duración de su MBA sus estudiantes se integran en el estilo de vida europeo y colaboran con algunas de las mentes más brillantes de todo el mundo.

Fuente: WaytoMBA.com

Vista en: MbaExecutive

4 comentarios for “Las escuelas de negocio europeas están en auge”

  1. […] Las escuelas de negocio europeas están en auge […]

  2. […] Las escuelas de negocio europeas están en auge […]

  3. […] Las escuelas de negocio europeas están en auge […]

  4. […] Las escuelas de negocio europeas están en auge […]

Leave a Reply to ¿Realmente sirve para algo estudiar un MBA? « Guia de Posgrados

PUBLICIDAD

Acceder - BlogNews Theme by Gabfire themes