Guia de Posgrados


Anótate en el MBA a tu medida


Anótate en el MBA a tu medida

Anótate en el MBA a tu medida

Saber para qué quieres el programa y cómo es tu personalidad es importante al elegir una escuela; la decisión puede basarse en los valores de la institución o lo que te aportará en el largo plazo.

Por: Ivonne Vargas Hernández

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — A veces, la misión de una institución que imparte maestrías de Negocios o MBAs (Master of Business Administration) se descubre desde su nombre. La mayoría se hace llamar School of business (escuela de negocios), pero, por ejemplo, Yale o Stanford optan por School of management, lo que sugiere un alcance diferente, como formar líderes y equipos para el Gobierno y otros tipos de organización, menciona Santiago Iñiguez de Onzoño en su libro The Learning Curve (La Curva de Aprendizaje).Como sucede en cualquier otro aspecto personal, lo que funciona para un compañero no tiene por qué dar resultados para ti. Esa ley aplica a una Maestría en Administración de Negocios. Dado que la inversión en este programa (aunque sea financiado) no es menor, es importante tener certeza que la escuela elegida cumple tus anhelos y expectativas.

Alejandro Cruz, egresado de un MBA de la Manchester Business School de la Universidad de Manchester en el Reino Unido, ingresó a un programa de 35,000 libras esterlinas (cubierto con ayuda económica), pero tenía en mente ciertos objetivos: “acelerar su carrera profesional y aspirar a una posición ejecutiva internacional de alto nivel”, platica.

Razones que ‘empujen’ a trasladarte a otro país para estudiar ese programa hay (y muchas). Nancy Cueto, directora de Expansión Internacional de la Escuela de Negocios española IE Business School, menciona que va mejorando el número de empresas involucradas en esquemas de formación de sus recursos humanos, aunque no podría afirmarse como una tendencia creciente. Banamex, Televisa y Grupo Modelo son algunas firmas que han manejado ese modelo de sponsor con la institución española para algunos de sus colaboradores.

Pero no hace falta que trabajes en esas compañías para internacionalizarte; la IE -como otras escuelas- mantienen acuerdos con organismos de becas y financiamiento para candidatos a un MBA, como son el Banco de México y Funed, entre otras. Antes de buscar ayuda, la regla crucial para lograr tu salida es responder dos cosas básicas: ¿cuál es tu personalidad y para qué quieres el programa?

¿Por qué es importante responder ese indicador? El IE Business, explica Cueto, tiene becas dirigidas a jóvenes empresarios. Para darla “nos enfocamos mucho en la personalidad” del estudiante; es decir, si es una persona que realmente busca la oportunidad de trabajar durante el master (y por lo cual recibirá una ayuda) necesita convencer a los entrevistadores sobre su perfil: “interesante”, “diferente”, capaz de aportar algo nuevo a la clase.

Cada escuela se fija en aspectos variados, aunque todas tienen algo en común: ponen énfasis en la entrevista para aceptar a la persona. Por eso, tienes que destinar un tiempo a contactar egresados, estudiantes y (si es posible) profesores del programa para que te cuenten cómo es y qué valora esa escuela, detalla Alejandro Cruz.

Por ejemplo, pensar que las escuelas de negocios ponen su interés en egresados de administración o finanzas quedó en el pasado. Nancy Cueto expresa que en la escuela de negocios española buscan diversidad: filósofos, humanistas y otros perfiles que puedan aportar “cosas atractivas” de análisis a partir de su formación. Las mujeres son otro de los segmentos peleados por las escuelas; al menos en el IE Business.

¿Quién eres, qué quieres?

Adicional a otros indicadores que necesitas pensar en tu elección, hay uno que es de ‘oro’: ¿qué le aportará ese lugar a tus objetivos a largo plazo? No es lo mismo ser un emprendedor, o heredar el negocio familiar, a desear una carrera corporativa de altos vuelos. El IE, expresa Nancy, está interesado en gente con espíritu emprendedor; “ese tipo de cosas nos gustan porque guardan relación con el origen de la fundación de la escuela”, que se creó con un grupo de emprendedores en 1973.

Hay quienes son más ‘históricos’ y eligen conforme a la tradición del lugar. Alejandro Cruz quería estar en un conjunto que albergara varios puntos de educación superior, y en la primera escuela que impartió el MBA en el Reino Unido en 1965, y esa fue la Manchester Business.

Hasta aquí el tema de elección por afinidades y metas profesionales, pero los reclutadores también son ‘agudos’ al valorar otras características del candidato.

Nancy Cueto menciona que se fijan en absolutamente todo. Hay preguntas que hablan del candidato como persona, profesional, sobre su visión y lo que proyecta a futuro. Se fijan en la capacidad para encajar en la escuela.

En la entrevista “el pasado y el presente cuentan. Además, hay una (charla) que puede ser la última parte antes de ser admitido y ahí se analiza el futuro. Yo diría que todo es importante, pero hay características mínimas que debes cubrir para luego desarrollar más, como ser un buen comunicador, eficiencia en el trabajo, enfrentar el miedo y buscar libertad para expresarse”, subraya Cueto.

Se busca gente con la capacidad de creer y crear, menciona la directora. Al estudiante que trae una idea se le ayuda a transformarla en “algo responsable”, y para ello está el networking (red de contactos) que deben aprovechar los alumnos, entre otras herramientas.

Otro aspecto, puntualiza Cueto, es que el candidato piense en más valores que le gustaría encontrar en la escuela (no vinculados al MBA). Ejemplo, ¿te gusta el arte? Hay escuelas, es el caso concreto de IE, que alternan sus materias con humanidades, donde el alumno ve temas de ética e historia del arte, entre otros, con la idea de ‘abrir’ la mente de los emprendedores y que puedan ubicar casos de negocios en áreas “un poco aisladas”. También el mundo del arte necesita gente con un MBA, asevera Cueto.

Fuente: Anótate en el MBA a tu medida (CNNExpansión)

www.guiadeposgrados.com

Leave a Reply

PUBLICIDAD

Acceder - BlogNews Theme by Gabfire themes