Guia de Posgrados


¿Estás preparado para un MBA?


¿Estás preparado para un MBA?

¿Estás preparado para un MBA?

Los MBA se plantean como una vía rápida de progresión profesional y de acceso a la alta dirección. Sin embargo, antes de lanzarse a la aventura de cursar este tipo de programas conviene saber si realmente estamos preparados para lo que supone y para el duro proceso de selección.

Los MBA se han convertido en un requisito de obligado cumplimiento para quienes desean acceder a puestos directivos o simplemente quieren desarrollar su carrera en el ámbito de las finanzas o de la consultoría. Por eso no es de extrañar que muchos trabajadores incluyan en su proyecto de carrera profesional el cursar un MBA. La clave en este punto reside en saber elegir el momento adecuado e incluso en pararse a pensar si realmente es ese tipo de programa lo que necesitamos e incluso si estamos preparados para afrontarlo. Un MBA es demasiado caro y supone demasiado esfuerzo como para que después no cumpla con nuestras expectativas o simplemente no sirva a nuestro propósito inicial.

Al margen de cuestiones más ‘formales’ como por ejemplo obtener una buena puntuación en el GMAT (imprescindible para entrar en algunas escuelas) hay otros elementos decisivos para sacar el máximo partido al MBA y aumentar nuestras opciones de superar el proceso de selección.

En este sentido, lo primero que debemos plantearnos es si un MBA es el curso que necesitamos. Puede parecer baladí, pero lo cierto es que tener claro este punto también nos ayudará en el proceso de selección para entrar en la escuela deseada. Un MBA es un programa generalista sobre finanzas y gestión empresarial. Para quienes ya han cursado la carrera de empresariales o de administración y dirección de empresa puede que no sea la mejor opción desde el punto de vista formativo. Otra cuestión bien diferente es que un MBA siempre sirve para ‘vestir’ el currículum.

Sin embargo, esto no es suficiente para las escuelas de negocio, que buscan candidatos con las ideas claras y capaces de explicar qué esperan obtener del MBA. Para los departamentos de admisión son importantes los objetivos concretos de los candidatos y sobre todo la capacidad de estos para defender qué pretenden obtener con esta titulación. Así, por ejemplo, alguien que haya trabajado para ONGs y quiera convertirse en consultor de negocio puede tener ya capacidad de organización, gestión de equipos y de ventas, mientras que los aspirantes provenientes del área militar habitualmente cuentan con habilidades de liderazgo y gestión de operaciones, ambas más que valoradas en el mundo de los negocios. La cuestión es que debemos conocer nuestras fortalezas, hacérselas saber a los servicios de admisión y plantear cómo el MBA puede completar esas habilidades que ya poseemos o por lo menos darles un sentido a las mismas.

Incluso quienes buscan un cambio en su carrera profesional deben ser capaces de poner en valor sus cualidades y ser muy claros sobre lo que esperan obtener del MBA. De esta forma, deberán demostrar la forma en la están relacionados con la nueva industria o puesto al que aspiran y como pueden contribuir en esa nueva ubicación. Además, también puede ayudar aceptar los retos o dificultades que esperan encontrar en su camino y la forma en la que el MBA puede ayudar a afrontarlos mejor. De nuevo, la clave pasa por tener claro dónde estamos, dónde queremos llegar y por qué este programa es la vía para acercarnos a ese objetivo.

¿Qué tipo de formación necesitas?

Este proceso de introspección debe ayudarnos a aclarar los objetivos y por lo tanto a comprender mejor el tipo de formación que necesitamos y el enfoque que debe tener. Y es que pese al carácter generalista del MBA, hay escuelas que por su trayectoria han terminado especializándose en finanzas, tecnología, emprendedores, inversión… En función de esa meta deberemos acudir a una u otra escuela, pero lo que nunca debemos es dejarnos llevar por el hechizo de los grandes nombres como Harvard, Stanford o Wharton. Para empezar, la competencia en esos programas es mucho más feroz y además no tienen por qué ser los más adecuados para nosotros.

La mejor forma de dar con el programa idóneo es revisar su currículum y el claustro de profesores, así como el servicio de carreras profesionales y otros ‘extras’ que pueda ofrecer la escuela. Gracias a Internet también es posible conocer la red de antiguos alumnos y las opiniones de los mismos sobre el programa. También puede ayudar una visita a la escuela o a eventos como el World MBA Tour, Access MBA o jornadas informativas de las escuelas seleccionadas, así como leer el blog del decano el centro o de los antiguos alumnos.
En el fondo, se trata de asegurarnos de que la escuela que elijamos trabajará en la misma dirección en la que queremos enfocar nuestra carrera profesional.

A la hora de prepararnos para entrar en una escuela de negocio tampoco debemos perder de vista cuáles son nuestras fortalezas y si ésta encaja dentro de los requisitos para cursar un MBA. Entre las habilidades básicas que todo buen candidato debe poseer figuran las cuantitativas o matemáticas relacionadas con la toma de decisiones empresariales. El GMAT es el encargado de determinar estas cualidades, siempre dentro de un orden. Para los programas más prestigiosos será necesaria una nota cercana a los 700 puntos para estar en ese percentil 80 que nos abrirá las puertas de sus aulas.

Más allá de los números también será necesario demostrar una mínima experiencia profesional, que no debe limitarse al currículum. No se trata de enumerar los puestos por los que hemos pasado, sino de ser capaz de revelar el impacto que hemos tenido en la empresa a través de los mismos. Liderazgo, trabajo en equipo, integridad, talento analítico, iniciativa o habilidades de comunicación y organización son algunas de las cualidades que buscan las escuelas de negocio.

Los aspirantes que enfocan el proceso de selección en función de unos objetivos claros y bien definidos tendrán más opciones de sacar adelante sus candidaturas. Al final, un MBA puede vestir un currículum, pero si esa es la única motivación para cursarlo es que no debemos cursar este programa.

Fuente: ¿Estás preparado para un MBA? (Matermás)

www.guiadeposgrados.com

3 comentarios for “¿Estás preparado para un MBA?”

  1. resultado dice:

    Interesante post! Muchas gracias.

  2. cialis dice:

    Gracias por la información. Un saludo.

  3. Interesante post! Muchas gracias.

Leave a Reply to resultado

PUBLICIDAD

Acceder - BlogNews Theme by Gabfire themes